domingo, 4 de junio de 2017

Estamos condenados a nuestra familia, aunque nos decepcione, aunque no nos entiendan, aunque nos hagan sufrir.