domingo, 4 de junio de 2017

- El enojo es conmigo... no con vos. Yo por vos ya no siento nada, no siento odio y menos amor. Me dejo una gran enseñanza todo lo que paso. Ahora tengo amor propio. Ahora me amo, amo mi cuerpo y amo a mi persona con todo mi ser. Me hago respetar y me respeto. Me voy a dormir y no pienso en nadie. Me despierto y no pienso en nadie. No espero un mensaje, no espero que me ayuden. Ahora puedo s o l a. No estoy feliz pero estoy súper c o n t e n t a. Estoy aprendiendo a vivir sola y a llevarme bien conmigo misma. Me estoy conociendo. Estoy aprendiendo a valorarme y a quererme con todo mi ser. No lloro hace un mes y eso es un logro increíble. De estar acostumbrada a llorar todos los días y a toda hora, a estar todos los días contenta. No sé qué es el amor porque con vos no lo conocí. Solo sé que amé y mucho, no sé si lo hice bien o mal... solo sé que lo hice lo mejor que pude. Después de ese viernes, después de ese huracán cambió todo completamente. Me di cuenta lo mal que me hiciste, lo poco que me valoraste. El maltrato y el desprecio se me habían hecho una costumbre y yo no me lo merecía. Tu locura me llevo a la locura a mi.


- Tenía el autoestima por el piso. Se supone que siendo mi novio deberías subírmelo recordándome todos los días el porqué me amas y lo orgulloso que estas de mi. Pero eso no paso. Cuando dije que no quería conocer a tus amigos porque me daba vergüenza porque me sentía "tonta" en vez de explicarme que soy todo lo contrario y  de decirme lo increíble que soy, tu respuesta fue un "bueno" y te ofendiste. Y cuando te pedí perdón en vez de ir corriendo a presentarme a alguien nunca lo hiciste. Y después pensando y pensando el porqué me sentía tan tonta me di cuenta que fue producto del desprecio y la indiferencia tuya. Nunca gritaste a los cuatro vientos que estabas enamorado de mi, porque de hecho estoy muy segura que nunca lo hiciste. Porque si me hubieses amado, si hubieses estado enamorado en algún momento hubieras hecho cualquier cosa para estar bien conmigo y hacerme feliz. Pero vos estabas cómodo en esa situación de no hacer nada. Pensabas que la confianza la ibas a ganar haciendo nada... me traicionaste, estoy muy segura que me fuiste infiel y encima no fuiste capaz de defenderme. La pasaba muy mal cuando nos peleabamos y en vez de hacer algo para tranquilizarme, desaparecías para que me termine de desesperar. Y me terminaste de demostrar el tipo de persona que sos o al menos que fuiste conmigo después de cortar. Rompiste la promesa que me hiciste con respecto a la minita. Te diste el tupe de twittear boludeces e indirectas "amorosas" o lo que sea mientras yo me despertaba pensando en las ganas que tenía de morirme de una puta vez. Y después de todas las cicatrices que me hice desapareciste. Llamaste a mi mamá y le pasaste el problema a ella y vos desapareciste en el momento que más te necesitaba a mi lado.

- Ahora cambió todo. No te voy a mentir... a veces te pienso extrañándote. Pero estoy tan contenta. El mismo viernes me di el lujo de querer olvidarme de todo. Me tome todo el fin de semana, de hecho me ausente a un parcial. Quise ser feliz, quise disfrutar. Y el peor día de mi vida se termino convirtiendo en uno de los mejores. Me "enamoré" del primero que me hizo una sonrisa. Uno que puede tener cualquier mina ese día me eligió a mi y no lo podía creer. Y me hizo reír, bailar y disfrutar una noche. Y fui feliz por ese rato. Me invito a su show. Me llevo a bailar.  Me tomo de la mano y me presento a todos los amigos, amigas y minas que se le acercaron. Me invito a tomar algo y me hizo bailar como nunca. Me preguntó si llegué bien. Y mostró interés en mi. Y otro día me llevo a cenar y me hizo el amor. Y después me invito a cenar y a dormir y me despertó con el desayuno. No me echo antes que llegué algún familiar, de hecho mando una foto de los dos cenando a la familia. Y no será nada serio y seguramente no seré la única. Pero me hace bien, me sana el alma, me hace olvidarme de vos.

- Y sé que me estas extrañando y te estas arrepintiendo de todo, pero yo ya no tengo interés.

Así que muchas gracias. Aprendí un montón.