jueves, 4 de mayo de 2017

Cómo odio mis impulsos y sus consecuencias... Todo sería tan distinto si no hubiera hecho ni un cuarto de esos..