viernes, 26 de febrero de 2016

Me consume.
El amor y el dolor me consumen.
El miedo abrió esa puerta y ahora la habitación se inundó de terror, dolor, locura e ira y no se como echarlos.
Simplemente quiero que tenga las mismas ganas que yo. Simplemente quiero entender que tiene una vida y que no puede estar pendiente de mi las 24 hs pero a la vez quiero un poco más de interés. Que me de besos con amor y sin lujuria por un segundo, que me agarre la mano y me la bese, que me mire a los ojos y me diga te quiero, que comparta sentimientos, emociones, momentos y todo.
Quiero seguirle los pasos y quiero que algunos días me los siga a mi.
Y si no puede ser así, quiero tener las fuerzas suficientes para poder dejarlo ir de una puta vez.