domingo, 25 de octubre de 2015

Que feo es querer tanto a alguien. Es difícil  manejar la intermitencia, tenerlo pero no como queres. Así el dolor es lento y letal. Te mata muy profundamente de a poquito. Yo quería más, no esto.