martes, 5 de mayo de 2015

Puedo estar las 24 horas leyendo esta mierda, sí. Reflejo de lo desesperada que debo estar por encontrar algo así. Necesito pertenecer a alguien. Alguien que se adueñe por completo de mi, que me diga que hacer, cómo, cuando, dónde. Discutirle acerca de ello, que me haga enojar, que me busque sin importar nada, luego besarlo, abrazarlo, mirarlo, acariciarlo y todos los ¨arlo¨ que existan. Tantos años esperando-lo, y nunca llego... y siento que nunca va a llegar. Yo también quiero ser pura sensación.