jueves, 5 de marzo de 2015

Volver siempre al mismo lugar, al mismo sentimiento de desolación, de miedo. Es increíble que siempre pase lo mismo, que se vuelva a repetir siempre la misma historia. Lo que mas duele es no aprender. Que me quiten esa felicidad, que me hagan derrochar lagrimas, no tienen derecho. Es mi culpa, por no cambiar. Me gustaría aprender y cambiar. Soy tan necia, tan débil. Me gustaba como estaba viviendo, ese sentimiento de estar en el punto exacto de mi eje. La balanza estaba bien equilibrada. Que no se pierda. Que se quede él y todo.