sábado, 20 de diciembre de 2014

Todo parece estar tan lejano, tan aburrido, tan inconcluso. Esos sueños que comienzan a alejarse a cientos de kilómetros. Cada vez más inalcanzables. 
Tan vacíos, tan llenos de nada. Y esa sensación de estar desmoronándose constantemente. Culpa y tristeza que te tienen encarcelada, condenada a mil años de prisión. Y la sensación de fracaso aumenta. Y pedís felicidad, compasión, un poquito de amor. Motivación para lograr el gran sueño, tu gran vida de la mano del amor.