jueves, 6 de noviembre de 2014

me puse detrás de un escudo que no deja entrar a nadie. No pasan sentimientos, no llegan a mi. Y ahora, me siento en la locura. Soy una dinamita a punto de estallar de lagrimas. Porque te necesito, porque necesito de ese amor. Soy débil ante esta situación, no tengo defensas y mi escudo se va debilitando...