jueves, 2 de octubre de 2014

Cómo mirarte a los ojos y no llorar?, cómo mirarte sin morirme de rabia y dolor?. Son infinitas las apuñaladas, me sigo desangrando. Es la tristeza que me ahoga, es extrañarte mi traición. Me emociono más que cuando estoy esperando la llamada de un galán. Es algo tan baboso. Pero no podes curar heridas que ya están hechas, lo hecho, hecho está.