sábado, 21 de junio de 2014

Es absolutamente cierto que el tiempo lo cura todo. 
Pero lo mejor es que puedes decidir cuanto tiempo quieres sufrir.
Mientras mas rápido te des cuenta de que cada relación, buena o mala, fue un regalo,
mas rápido podrás perdonarte y perdonar a la otra persona.
Y mientras mas rápido perdones al otro, mas rápido comenzaras a amar y a vivir de nuevo.