sábado, 26 de abril de 2014

Cuando la lluvia moje tu cara, el viento sople fuerte, cuando las estrellas desaparezcan y la sombra de la noche te acorrale y no haya nadie allí para secar las lagrimas te daría un cálido abrazo para que sientas mi amor. Te podría abrazar durante un millón de años. Sé que tú aún no te has hecho la idea pero yo nunca te haría daño... y lo sé desde el momento en el que nos conocimos. Yo podría hacerte feliz, hacer tus sueños realidad ... Nada que no hiciera ir a los fines de la Tierra por ti para hacerte sentir mi amor.