domingo, 9 de marzo de 2014

No puedo verte fingiendo ser feliz. Me molesta que lo pienses, que creas que es así.
Dos días atrás era el amor de tu vida, dos días después cambias. 
Seguís enredándote en tus mentiras y lo único que conseguís es que nadie te crea.
Te deseo suerte, amor. Pero vos ya no vas más en mi vida. Estas superado, pase de página y no te cuento todo lo que me costo volver a empezar. Había tocado fondo, estaba encerrada en la oscuridad, nadaba en un río de lagrimas. Me vi morir y resucitar. Imposible volver a verte con otros ojos y sonreírte sin dolor. Porque aún así duele. Y sinceramente, quiero que pases por lo que pase y que de una vez por todas te devuelvan lo que das. Que jueguen con tu corazón, que lo rompan, que te hundas y te cueste salir. Así el día de mañana me ves con cada parte de mi unida, que veas que bien cuidan mi cicatriz.