viernes, 21 de febrero de 2014

Destinada a perder todo.
A seguir mis fracasos como predicen mis pesadillas al pie de la letra.
Aquí me encuentro ahogada en el miedo. No puedo respirar.
Y la veo venir... te vas.
Para que esforzarme en ello si ya se su final.
A veces desearía no saber qué va a pasar.