jueves, 9 de enero de 2014

Nunca sentí tanto amor puro con tan solo mirar a una persona. Nunca senti tanta lealtad, tantas ganas de proteger a alguien. María Víctoria sos la luz de mis ojos, sos mi camino, alegria,  amor puro, sos sangre e inocencia. Sos hermana e hija. Sos mi motivo. Por vos muero, por vos hago rodar al mundo. Te amo