martes, 17 de diciembre de 2013

Tengo 80 voces dentro de mi. Unas me dicen: 
¨No exageres tanto, va a ser cuando tenga que ser, más adelante o nunca, pero quédate tranquila que siempre te esta esperando algo mejor, después de la tormenta siempre sale el sol¨
¨ Si no te dice es porque no te quiere ¨
¨ Déjalo ir¨
¨ No le hables mas en tu vida¨
¨ No llores, no vale la pena¨
¨ Es el karma¨
¨ Siempre la de la mala suerte¨
¨ Vamos a caer de nuevo en la misma?¨
¨Sonreí... sos joven, hay mil mas.¨...¨Pero ninguno como él¨

Y así, todo el tiempo boicoteandome o tratándome de autoconvencer que todo esta perfecta y espectacularmente bien.

Y si me guió por mi pasado... debería hacerle caso a la que me dice ¨todo va a estar bien¨. Y claro... porque él volvió y se arrepintió. Nunca se fue. Por lo que me había hecho tanto la cabeza, por lo que me hizo tan mierda, por lo que me consumió, ese miedo que le temía tanto yo... nunca pasó. Al final todo estuvo de maravilla. Y ahora estoy acá tratando de guiarme con mis voces. Tratando de calmarme y esperar. Tratando de tener la paciencia que no tuve antes, la que me llevo a la locura por su ausencia.