miércoles, 25 de diciembre de 2013

Querido Papá Noel: 
Me gustaría despertarme mañana y encontrar debajo del arbolito con luces con amor mutuo, de familia, amigos y un hombre que me alegre los días. Me gustaría encontrarme con la Paz mundial, la paz de mi interior, la paz de mi familia... con amistad, fidelidad, trabajo, menos pobreza, fortuna, éxito, progreso, sueños cumplidos, fuerza, superación, proyectos, sonrisas, risas, lagrimas de felicidad, alguna que otra tristeza,esperanza, bondad, inteligencia, menos violencia, comprensión, libertad, metas, colaboración, dignidad, paciencia,un pueblo fuerte, agua caliente, techo, menos envidia, más alegría por el otro, color, sol, unión, compañerismo, solidaridad, menos maldad, entre otros. No quiero algo material, quiero eso que parte de la base del amor,eso que nace de adentro del corazón. Unos ojos sinceros, un brote de pasión. 
Como verás  la mayoría de lo que te pido no se compra con plata, se construye con amor.
Yo pienso que deberás tocar nuestros corazones, cambiarles algunas piezas de lugar así logran funcionar correctamente. 
Querido Papá Noel esto no es algo que puedas conseguir en una juguetería ni en un mercado. Esto se consigue en el interior de cada uno, aportando cada uno su granito de arena, construyéndolo día a día en conjunto con fuerza y esperanza.