lunes, 28 de octubre de 2013

Lo que se olvidó en cinco días, 
lo recordó en un año y medio.