domingo, 15 de septiembre de 2013

Y ahí te veo, todo es tan distinto. Se me dio y es una historia sin fin. Mi corazón desborda de amor. Él me quiere y no puede dejarme  ir... Ni lo hará. Nunca vi tanto amor y tanta conexión entre dos cuerpos. Somos dos gotas de agua, recorriendo los aires de la vida para armar un camino hacia la eternidad. Sé que no se va a pudrir. Sé que va a madurar. Y esa paciencia se apodera de mi... Paso a paso muy despacio esta historia no tiene fin.