martes, 13 de agosto de 2013

Alguien sabrá lo que pasa por esta cabecita? Sabrán que recorre miles de pensamientos de todo tipo? Emociones subiendo y bajando. Historias de amor, peleas, conversaciones, actitudes sobrenaturales, amistades, familia, acciones heroicas, poderes y habilidades especiales sobrepasadores de magia... Cuálquier palabra, movimiento va a ser propulsor de una imaginación desquiciada y alucinante en donde quedo atrapada en el medio del laberinto buscando la salida que yo misma inventé, enredandome en sueños imposibles de concretar,  miedosamente desilusionada dejando atrás ese poder sobrenatural que sólo Dios podrá tener y manejar. Volviendo al mismo punto de partida, en donde renace el cero a la izquierda viviendo de sueños causantes de mi imaginación imposibles de ser desvelados. Aquí estoy yo acostada a punto de poner la máquina en funcionamiento así se completa el ciclo y comienza nuevamente.
Cuándo podré dejar ir un poco más allá la mente y entender que la realidad la impone uno mismo, que nada es imposible, que existen los finales felices y que nada ni nadie ni nosotros mismos nos puede parar?