sábado, 25 de mayo de 2013

Por otro lado estoy triste, desilusionada...
Se me cayó el sueño que tanto me había imaginado.
Quiero que sea él, quiero que ese detalle no cambie en nada.
Es perfecto, me va a curar todas las heridas habidas y por haber.
Con tan solo un abrazo, un beso, una caricia...
Lo vi, lo presentí... y no me importa la distancia ni las diferencias.
Que me siga viendo con los mismos ojos que me veía con lo poco que me conocía.
Y que sea una historia de amor larga y feliz. Lo que siempre quisé e imaginé tantos años,
lo que después de tanto sufrimiento pensé que jamás volvería a tener, lo que me había desmotivado a vivir...
Fueron tres días en donde tenía la típica sonrisa de idiota, de enamorada... me despertaba sonriente, caminaba sonriente, dormía sonriente... todo tenía motivo, por más tonto que suene... me imaginé todo.
Y por eso estoy acá, escribiendo lo importante que sería para mi que esto se diera a lo grande.
Porque sentí amor  a pesar de no verlo. Me hice la película entera. Y ahora quiero llegar a él.
Ruego que sea Él.
Ruego que me de su Corazón.
Ruego que se haga realidad.
De una vez.... 





E.C