jueves, 4 de octubre de 2012

Necesito un diario urgente, necesito volcar lo que me dicen esas voces de mi otro yo en palabras escritas. El maduro y el inmaduro, siempre termina ganando el segundo, que injusto, me hace hacer el ridículo. Ya dentro de poco lo voy a dominar.