miércoles, 19 de septiembre de 2012

Odio los cambios, odio los finales, odio decir adiós.
Me cuesta horrores separarme de las cosas, aceptar las nuevas etapas, acostumbrarme a que todo sea diferente.
Odio estos momentos, el vació que se siente, el dolor que te debilita poco a poco... me va a faltar una parte de mi. 
Todo pasa a ser un recuerdo, todo, todo termina, todo tiene un final. 
Es tristisimo.