domingo, 23 de septiembre de 2012

Me cuesta demasiado desprenderme de las cosas. 
No puedo volverme a enamorar y no porque siga enamorada porque en realidad es todo lo contrario, tengo una indiferencia muy profunda, una decepción gigante y a esta altura me da una pena y a la vez gracia tremenda. Pero siento que no voy a poder amar como ame. O capaz voy a poder amar pero no va a ser tan sincero como el primero. Y yo lo quiero amar, le quiero dar todo de mi, pero me quede sin nada, me dejaron sin nada...