miércoles, 27 de julio de 2011

Y el agua hay que dejarla correr...
al tiempo también.
Yo estaré aquí sentada... esperandote.