jueves, 24 de marzo de 2011

JUST ME

No soy tan complicada como piensan, simplemente hago más difíciles las cosas.
Soy una persona con mal carácter, y lo sé perfectamente, pero no tienen idea de lo que hay dentro de            mí, lo que pasa por mi cabeza y/o lo que mi corazón siente.
Tengo bien en claro lo que soy, lo que no soy, lo que quiero y lo que no,
No soy histérica, bueno, tengo un grado mínimo de histeria que no perjudica a nadie, solo que a veces la gente no sabe diferenciar entre  una persona histérica con una caprichosa. Sí!, soy demasiado caprichosa, me encanta contradecir a los demás e ir en contra de la corriente.
La gente solo se queda con lo que ve, con la chica robusta de brackets, que, para los que me conocen, dice muchas idioteces a la vez y para los que no me conocen, es media  tímida, callada, caracúlica .
Soy tímida, aunque hay gente que seguramente, cuando lo lea, no lo va a creer. En reuniones familiares no me vas a ver nunca hablar por mis propios medios, debido a que tengo el presentimiento de que van a decir ‘por favor hagan callar a esta hueca’ y así también sucede en otros lados; dejo de ser tímida cuando tengo que alcanzar una meta o cuando hay algo importante de por medio, si se trataría de una reunión de trabajo, si se trata de una buena nota, o de alguna de mis conquista hacia chicos, profesores, madres,  whatever, vas a verme implementando mis dotes de simpatía, que aunque otros tampoco crean esto, cuando me lo propongo soy la mejor persona del mundo, que en realidad nunca deje de serlo y con respecto a mi vida entre seres que les tengo confianza, como amigos, compañeros de curso de hace años, etc., soy la persona mas hiperactiva que existe y con una sonrisa gigante aunque odie sonreír.
Quiero lo mejor para todo el mundo, pero también quiero que sean justos conmigo, por eso es que a veces tengo un poco de envidia hacia personas que hicieron cosas peores que yo en sus vidas.
Me angustia terriblemente ver a la gente sufrir, me mata, en el momento, me urge el deseo de sufrir por ellos y que todos los demás vivan sin problemas.
Me hago malasangre por absolutamente todo, por las cosas personales como las cosas ajenas de los demás y aunque no me incumba es imposible no amargarme el día por cositas idiotas.
No me gusta sonreír porque no me gustan mis dientes, por ende, me vas a encontrar siempre con cara de mala gana salvo que este en un momento de máximo esplendor teniendo una risa de papa gallo.
La mayoría de la gente que conozco me dice que soy fuerte, me pasan cosas que a veces me dan ganas de tirarme abajo del tren, pero sin embargo continúo hasta el final, como puedo; claro, no suelo tener mucha suerte y más de la mitad de las personas que me ven por primera vez, si estoy en uno de mis días de cara mala (muchísimos) no les suelo caer bien, les doy la impresión de una tipa asquerosa que se cree superior y se lleva el mundo por delante, pero no. No me creo más que nadie todo lo contrario. No es que tenga un autoestima por el piso, solo que no me tengo fe, ni esperanza y así y todo, sigo insistiendo hasta obtener lo que quiero como quiero y cuando quiero, no importa lo que tenga que sacrificar, ni dejar  atrás en el camino ni por más que me duela de todo corazón, voy a ser lo que sea por lo que quiera, si soy extremadamente perseverante, y no  lo considero malo, es más, mis compañeros de vida me dijeron que es lo mejor de un ser humano, insistir por lo que quiere y más mejor, es lograrlo.
Me encanta proyectar,  imaginarme cada situación de la mas tonta hasta la mas importante para mi,  esa sensación de ilusión que se genera en mis pensamientos, y aunque después llegue la desilusión y vuelva a caer, siempre estoy intentando imaginarme feliz.
Es feísimo darle tanta importancia a las cosas, es feísimo que te digan algo, cualquier idiotez, y pensar todo el día en eso. Es feísimo estarle tan atrás a las personas y que se acostumbren y que siempre esperen todo de vos. Si, soy así,  me importa todo lo que digan, TODO. No sé por que me hago malasangre hasta por cosas que no me incumben… pero de a poco estoy aprendiendo de que lo único que me tiene que importar soy yo y lo que me digan los demás y depende de quien venga, es más que seguro que no vale NADA.  
Soy terca, demasiado, ya les dije me encanta ir en contra de la corriente, más me dicen como son las cosas y como las tengo que hacer, menos voy a hacerlas así.
Todos me dicen que soy pesimista, pero en verdad, sepan que no saben NADA. No soy pesimista, soy realista, tengo el don de ser intuitiva, de saber, entender y analizar cada situación, y como voy  a quedar ante ella. Es cuestión de lógica y no de esperanza y basarse en sueños.
Las personas egocéntricas las odio, no las tolero.
Aprendo fácil, todo lo que se puedan imaginar y no porque sea inteligente, es más alguien de la vida me dijo se necesita un 5% de inteligencia y  otro 95% de voluntad… TODO se puede y es verdad. TODO lo que quise lo logre, como sea y como pude.
Vivo en una nube, eso es verdad, estoy maquinándome todo el día con mis pensamientos, analizando todo. Soy muy observadora, no es que te mire mal cuando pasas por al lado mió, es que como dije antes, me encanta analizar todo y lo hago observando, fijándome en cada movimiento, cada paso, cada palabra, no te asustes, te puedo criticar así sea para bien o para mal, pero no lo puedo evitar.
Es fácil lastimarme y soy fácil de convencer. Mis sentimientos los demuestro  a mi manera. Si sos tierno conmigo, te voy a tratar mal y si sos roca conmigo te voy a tratar bien.
Me encanta equivocarme sola, decido yo como vivir mi vida.
También me gusta soñar, imaginarme feliz, me encantaría tener millones de hijos si es que llego a ser rica y si es que no, me conformo con unas mellizas.
Me encanta ir a fiestas, pasarla bien con mis amigos, reírme, ponerme alegre y descontrolar como quiera.
No tengo paciencia, me saco fácil, y cuando me enojo tengo muchas cosas para decir pero no se organizarlas y termino sin decir nada. Si me enojo tengo razón,  jamás me voy a enojar por cosas que no tenga razón en la única razón que vas a tener para defenderte, es que cuando me discutas, te voy a discutir mal, te voy a hablar mal, te voy a gritar, Porque no sé decir bien las cosas, no sé mirar a los ojos a la gente cuando me pongo mal, cuando lloro o cuando discuto, tengo miedo y no sé de qué.
Me enamoro de la gente, pero no por como es sino por como me las imagino, después de eso, la desilusión es tremenda.
Soy muy sensible aunque parezca fuerte y roca. Amo el deporte, amo el agua y amo a todas las personas que lo comparten conmigo.
Amo a todas las personas que me acompañaron en este viaje,  desde la que mes hicieron sufrir hasta las que me hicieron feliz. Todas aportaron algo para que pueda aprender.
No me importa la muerte, no le tengo miedo, y si me dieran a elegir, entre vivir o morir, elegiría morir, porque de verdad que no le veo sentido a esto.
Pero estoy segura de que la esencia que tengo yo, no la tiene nadie, mis intenciones no son malas, para nada, al contrario le deseo lo mejor a todo el mundo y especialmente a mi y no soy egocéntrica en lo mas mínimo. Y aunque no crea en la fe ni en la esperanza, voy con ellas todo el tiempo. No soy feliz, pero para que lo sea, solo estoy esperando una sola cosa, y presiento que falta poco para que llegue.

This is me.