domingo, 26 de diciembre de 2010

Luck.

Puede ser que no creas en Dios,
pero siempre tenes una fe a cual confiar tus secretos,
una estrella fugaz a cual pedirle un deseo,
una luz a cual creerle,
un trebol de cuatro hojas a cual confiar su suerte y ayuda.
Aunque te sientas solo, siempre hay algo en que apoyarse.