lunes, 11 de octubre de 2010

Ellos corren para vivir, desnutridos, sin saber si mañana seguirán vivos, si tendrán para comer, dónde van a parar para ir dormir, si encontrarán para vestir o si van a tener frio.

Ellos sufren de verdad, ellos si estan en problemas.

Y yo que me hago malasangre, sufro y lloro por idioteces...